Lo mejor del año (o casi)

30 Dic 2008Posicionamiento Web

Película del año que merecía tener más repercusión pero que no la tuvo
por no se sabe muy bien qué razón:
3 días


Ganó en el Festival de Cine de Málaga cuatro premios incluido el premio a la mejor película. Y, aunque sabemos que eso no es ninguna garantía de calidad, esta película sí que merecía tener más repercusión por ser una propuesta muy curiosa en el panorama cinematográfico español: Cine catastrofista de autor. Sus actores, Victor Clavijo y Eduard Fernández están estupendos, técnicamente es excelente y su director apunta maneras… ¿Qué pasó?

Mejor película de temática gay no protagonizada por hombres: ‘Sexo en Nueva York


Son Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte. Y son divinas en Manhattan con sus Manolos (Blahink) y sus tarjetas de crédido. ¿Quién quiere más en tiempos de crisis? Fue una de las grandes series de HBO, luego la película triunfó en taquilla y ya se habla de una segunda parte. Imprescindible gracias a Kim Cathrall (Samantha). ¡Te queremos Kim!

Mejor documental para emborracharte o ponerlo de fondo mientras te emborrachas: ‘Part of the weekend never dies’ de Soulwax / 2manyDJs


Documental rodado con una cámara y un trípode y montado con un ordenador personal que sigue las aventuras del grupo Soulwax/2ManyDJs durante su gira de más de dos años por todo el mundo. Excelente montaje y retrato en primera persona de la cultura de club mundial ( o de lo que queda de ella) para un documental que te acelerará el pulso desde el salón de tu casa hasta la barra del bar. Hasta que el cuerpo, o la cámara, aguante.

Mejor peor película del año: ‘Zohan, licencia para peinar

Argumento: Zohan (Adam Sandler) es un espía israelí cuyo sueño es abrir una peluquería en Nueva York. Veredicto: Vulgar y aburrida son palabras que van juntas muy bien. Comedia impresentable e idiota que pone a Sandler (¿dónde quedó la excelente Punch-Drunk Love?) al nivel del Rob Schneider. Bueno, con Os declaro marido y marido también se cubrió de… gloria.

Mejor coitus interruptus del año: ‘Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal’


Toda una generación lubricando ante la cuarta entrega del héroe más humano y postmoderno del cine para… ¿esta cosa? Lo de los extraterrestres es de traca por no hablar de los personajes secundarios tan difusos como un guión que parece mentira que tardaran tanto en escribir. La culpa de todo, parece ser, es de George Lucas.

Peor peor película española del año: Sangre de mayo


Qué difícil es escrbir sobre el director favorito de la Academia de Cine y de España. ¿Almodovar? No, Garci. Ha sido tanta la gente que ha ido a ver su película que estamos sobrecogidos. Y son tantos los detalles históricos tan cuidados (esa bandera que en esa época ni existía, ejem…)…

Mejor publirreportaje del año: ‘Vicky Cristina Barcelona


¡Qué lejos han quedado aquellos tiempos de la leche Pascual! ¿Se acuerdan de esas interminables cuñas publicitarias que ponían en el prime time y que nos mostraba a la leche que nos bebíamos para el desayuno circulando por laberintos industriales en algún poligono español? Ahora lo que se lleva es vender ciudades y si la ciudad es Barcelona, la ciudad más vendida de España y tal vez de Europa, pues hay que dar un valor añadido a la altura del producto. Pongamos a uno de los directores en activo más importantes del mundo (Woody) con algunos de los actores más de moda (Pe, Bardem, Scarlett…), historia picantona-cool y… ¡tachán! ¿Resultado? “Una carta de amor a Barcelona.”

Mejor plaga cinematográfica / televisiva / choni del año: El Duque (AKA Miguel Ángel Silvestre)


Más allá de Sin tetas no hay paraíso, más allás de la histeria colectiva durante el Festival de Cine de Málaga, más allá de la histería-remake durante el Festival de San Sebastián, más allá del chulazo que hace suspirar a media España… Más allá del Duque, del mito, está Miguel Ángel Silvestre. El Hombre.

La mejor película del año mientras estabas distraído por los blockbusters: ‘Il divo’ / ‘Gomorra’ (Ex-aqueo)

El cine italiano ha dado este año un buen puñetazo sobre la mesa. Con ‘Gomorra’ se ha redefinido el género de mafiosos con una película de realización depurada y mensaje explosivo. Con ‘Il divo’ seguimos rodando la mierda del sistema político-social italiano pero esta vez desde arriba, desde los poderosos. Dos obras muy distintas pero que comparten su voluntad de generar debate. Bravo.

Mejor estilismo por el que convertirse en asesino en serie: No es país para viejos


Qué daño hicieron los años 70 / 80 en los peinados. Pero que bien ha hecho a Javier Bardem, que con el peor peinado que hemos visto en años, se ha llevado un merecido Oscar en la complicada No es país para viejos de los hermanos Coen.

La película más sobrevalorada del año que nos gusta amar: ‘El caballero oscuro


“La mejor película de superhérores”, “la mejor película de acción de la historia”, “¡mejor que ‘El padrino!”… ¡La de memeces que nos hemos tenido que tragar durante la campaña de promoción de esa película! Una producción brillante, trepidante y rotunda. Sí. Pero, un poco de por favor…

Mejor razón del año para seguir viviendo delante de una pantalla: The wire


No tenemos palabras. Este ha sido el año de The Wire en España. Junto a Los Soprano, posiblemente nos hayan dado los mejores momentos delante de la tele en los últimos años con una calidad, tanto cinematográfica como de guiones de Nobel, que en la gran pantalla se está perdiendo. Obra maestra.

Mejor película del año para llevarse a una cita: ‘Rebobine por favor

Si a tu cita le gusta, buena señal. Si a tu cita no le gusta, no pilla las gracias, no se ri

íe, no se emociona, no la comenta, pésima señal.

Mención especial a la película que nos gustaría olvidar pero no podemos por mucho que se intenta: Speed Racer


De lo peor que hemos visto en Alta Definición este año. Y no nos la quitamos de la cabeza, con sus colores psicodélicos, sus carreras a lo Autos Locos, sus grandes interpretaciones (¡¡¡¿Por qué no están nominados a los Globos de Oro?!!!), sus excesos, su todo. La queremos olvidar. Ya. Pero no hay manera…

Mejor película con peor distribución y peor marketing: ‘Antes que el diablo sepa que has muerto


De lo mejor de 2008, “sombría, lúcida y trágica”, que dice Boyero, y posiblemente no mucha gente sepa que existe. Es el retorno de un gran Sydney Lumet y la reaparición de una estupenda Marisa Tomei. Y encima sale Phillip Seymour Hoffman en un papel oscuro. Pero pasó sin pena ni gloria por la cartelera (alguien tuvo la genial idea de estrenarla el mismo día que la vuelta del Indiana Jones y la calavera de cristal).

La mejor película del año: ‘Wall-E


Decisión unánime en Alta Definición. Wall-E es la mejor película del año, la mejor película de Pixar hasta la fecha. Nos ha emocionado, desde su sencillez a su mezcla de géneros, de su sensibilidad a su romanticismo (tanto el sentimental como el cinematográfico). Si no las has visto, ya estás tardando.