F1 Vettel

La FIA ha decidido este lunes no ampliar la sanción impuesta a Sebastian Vettel después de que éste  perdiera la cabeza y se chocara contra Hamilton en el GP Azerbaiyán F1 2017. Bueno, a nosotros no nos ha sorprendido el verdicto puesto que nos cuestionábamos el resultado de esta reunión

Flípalo con las Vetteladas más salvajes

Así lo ha decidido el presidente del organismo automovilístico con sede en París, después de escuchar las explicaciones del irascible piloto de Ferrari. Según ha trascendido, Vettel le había trasladado su arrepentimiento al antiguo jefe de equipo de la escudería de Maranello, quien habría quedado satisfecho con las disculpas.

Al menos, Todt ha ‘castigado’ al furioso corredor alemán con un año de tareas educacionales en las categorías inferiores de la F1, concretamente en la F2, F3 y F4. Pues pobrecillos de los ‘colegas’ que se encuentre en dichas actividades.  Ah, tampoco podrá protagonizar campañas de seguridad vial durante esos doce meses. ¡Menuda severidad!

De esta forma, el tetracampeón teutón se ha marchado de rositas después de protagonizar otro de los bochornosos e impresentables actos a los que nos tiene acostumbrados en la pista y que hemos bautizado como sus famosas Vetteladas.

A propósito del incidente, si el directivo francés no cree que la maniobra del 7 de Ferrari pudiera ser objeto punitivo, debería repasarse el reglamento de la FIA.

Quizás, la supuesta presión ejercida desde Italia, en la que se ha llegado a afirmar desde algunos medios que la formación roja dejaría de correr algún premio si sancionaban a su pupilo, haya surtido efecto.

Lo que está claro es que ha sentado un peligro precedente en el que un piloto que se ha mostrado irrespetuoso insultando a varios rivales y menospreciado en público al director de carrera Juan Manuel Manassero, tiene carta abierta para seguir siendo el macarra de la parrilla.

Por cierto, el corredor de Heppenheim todavía no se ha retractado de su actuación en el Circuito de Bakú. Más bien ha sido todo todo lo contrario, al declarar que no entendía por qué no castigaban a Hamilton.