El alquiler de oficinas compartidas en JUAN-MANUEL-MANASSERO

El alquiler de oficinas compartidas la idea de negocio que estaba buscando

Toda persona que quiera dar servicios necesita de una oficina y el alquiler de una oficina es un costo elevado para un negocio que recién empieza.

Si uno se pone a buscar oficina y está bien ubicada el alquiler será alto y además se tiene que comprar muebles para la oficina, inversiones que por cierto un pequeño negocio que recién empieza no se encuentra en capacidad de pagar.

El New York Times nos cuenta por eso como Amy Abrams y a Adelaide Fives, a partir de ese problema, hicieron un negocio lucrativo, el negocio de las oficinas compartidas.

Usted puede hacer lo mismo, alquilar oficinas compartidas enfocadas a pequeños negocios, abogados que recién empiezan, arquitectos, contadores a un precio barato para diferenciarse de empresas que ya hoy dan ese servicio como Regus.

No piense que no lo puede hacer por que se necesita mucha plata. No se ponga trabas mentales para ser exitoso, sea positivo y creativo.

Usted tal vez no tenga dinero para alquilar una gran oficina y dividirla para luego subalquilarla, pero tiene algo que muy pocos tienen, ganas para salir adelante y ser un triunfador, por eso es que está leyendo este artículo.

Lo que tiene que hacer es un plan de negocios, examinar el mercado, hacer un análisis financiero del costo de alquiler y subalquiler, buscar uno o varios lugares a alquilar y listo ya tiene armada la idea de negocios y sólo ha invertido su tiempo y tal vez algo de plata en movilidad para ver las potenciales oficinas.

Acto seguido pase a ejecutar la idea de negocios y para eso tiene varias alternativas, si es que usted no tiene dinero. Acá le damos una.

Haga un precontrato con el dueño de la oficina que piensa luego subdividir para alquilarla. El precontrato básicamente lo autoriza a usted a mostrar el lugar y obliga al propietario a alquilarle el lugar a su opción. Acto seguido ponga un aviso de alquiler, los clientes llegaran, usted les muestra el lugar, los planos y el análisis financiero del proyecto. En otras palabras les vende a ellos su idea de negocios.

A estos clientes les contará el proyecto, los compromete igualmente con precontratos y cuando llegue a su punto de equilibrio comienza a suscribir los contratos definitivos con los clientes y con el propietario.

Es importante y necesario que los clientes conozcan todos los aspectos del proyecto y poner expresamente eso en los precontratos y contratos. Al final ellos serán los socios del proyecto y usted sólo el promotor.

Ellos pondrán el dinero para el proyecto, con el mismo dinero que les costaría el pago de alquiler de una oficina y usted logra el financiamiento que quería.

Éxitos.

Si gusta puede leer la entrevista del New York Times que inspiró este artículo en este link

Tags: alquiler, idea de negocio, ideas, Negocios, oficinas

Artículos Similares

Un comentario

Los comentarios están cerrados