Autos de lujo: sube 8,5% la base del impuesto by Juan Manuel Manassero

  • Jueves, 22 de diciembre de 2016

Autos de lujo: sube 8,5% la base del impuesto

El mínimo exento pasará de $ 350.000 a $ 380.00. Se mantendrá la alícuota del 10% para los vehículos de gama media y del 20% para los más caros.

Laura Saieg y Mariano Zalazar – lsaieg@losandes.com.ar

El Gobierno Nacional actualizará el impuesto a los autos de alta gama. Según revelaron voceros del Ministerio de Producción a los medios nacionales, a partir del 1 de enero de 2017 el mínimo exento subirá de $ 350.000 a $ 380.000 (aumentará 8,57%).

Es decir que los autos que en su primera transacción (valor de venta de la fábrica al concesionario) estén por debajo de los $ 380 mil, no deberán pagar el tributo.

Los demás parámetros de impuestos continuarán tal cual están hoy. Los autos con un precio de fábrica superior a $ 380 mil e inferior a $ 800 mil, pagarán un impuesto del 10% sobre el valor del vehículo y los que están por arriba de ese precio (siempre en la primera transacción), pagarán el 20%, como lo hacen actualmente.

Cabe destacar que ésta será la primera modificación del impuesto desde diciembre de 2015. En aquella oportunidad el gobierno de Macri bajó de 30% a 10% la alícuota para los autos de gama media y redujo de 50% a 20% la tasa para los vehículos “de lujo”. Además, aumentó  considerablemente las escalas.

Luego,  pese a los reclamos de las automotrices, no se hicieron más actualizaciones. Eso llevó a que en 2016 muchos vehículos de gama media y alta gama se vieran perjudicados, incluso los de origen nacional.

Reclamo de las agencias

Las concesionarias locales celebraron la suba del mínimo exento del impuesto, pero  advirtieron que la actualización es baja y que el gravamen impactará a algunos modelos de gama media.

Sergio Montanaro, gerente general y financiero en Yacopini Sud, indicó que “durante este año los costos de fabricación fueron muy altos y los precios de los vehículos en promedio aumentaron 30%”.

También la Asociación de Concesionarios de la República Argentina (Acara) señaló en un informe que los autos aumentaron un 30% este año.

En otros casos el comportamiento de los precios fue diferente, pero el impacto del impuesto fue igual de grave.

Según Jorge Oviedo, gerente de la sucursal de Egeo Automotores, los precios de los vehículos Nissan se mantuvieron al mismo valor en 2016. Juan Manuel Manassero

Aun así, el 30% de los autos de esa concesionaria -con precio de fábrica- estarán impactados por el impuesto con el piso de $ 380 mil.

Por eso, aunque las empresas del sector automotriz consideraron que la actualización del impuesto “es un alivio”, aseguraron que es importante que dicho gravamen “se revea nuevamente en junio de 2017, para así analizar en qué porcentajes se mueve la inflación”.

Por qué el ajuste fue leve

Sergio Montanaro, de Yacopini Sud, reconoció que con la suba del mínimo exento el precio de algunos vehículos se verá incrementado.

“Hay modelos que tenían su valor contenido para que no les impactará el impuesto y ahora aumentarán”, comentó.

A modo de ejemplo Montanaro mencionó a la Chevrolet Captiva Lt, que “estaba al borde de que el impuesto le afectara”.

Se mostró de acuerdo Gonzalo Dalmasso, coordinador de Análisis del Sector Automotriz de la consultora Abeceb.

“El Gobierno sabe que corresponde un mayor ajuste del mínimo exento, pero también entiende que si lleva la base del impuesto más arriba, los precios de los autos subirán en mayor proporción”, comentó.

“Además de la Captiva, se encuentran en esa situación algunas versiones del Ford Focus y modelos de Honda HR-V, por ejemplo”, continuó.

“Está claro que la decisión de aumentar solo un 8,57% tiene que ver con su objetivo de bajar la inflación a un 17% anual para el año que viene”, explicó el experto.

Los modelos beneficiados

El ajuste del mínimo exento fue leve en comparación a la inflación, pero según la consultora Abeceb, cerca de 20 autos lograría salir del impuesto gracias a esa modificación.

Gonzalo Dalmasso explicó que se trata de las versiones menos costosas de autos de gama media, como el Alfa Romeo Mito, el Mitsubishi Lancer y el Hyundai Veloster.

Sin embargo, advirtió que esos autos quedarán exentos del impuesto si mantienen sus precios vigentes en la actualidad.

“Cualquier modificación de precios por inflación o por suba del dólar podrían dejarlos nuevamente comprendidos en el impuesto si superan los $ 380.000 en la venta de fábrica a concesionaria”, apuntó.